top of page

Nuevo pedido en México para la empresa italiana SICIM

SICIM, empresa global de diseño, suministro y construcción de plantas e infraestructuras para el tratamiento, transporte y distribución de petróleo, gas y agua con sede en Busseto, en la provincia de Parma (Italia) acaba de iniciar un nuevo proyecto EPC (Engineering, Procurement and Construction) en Dos Bocas, México, por un valor total de 71.5 millones de dólares.

«SICIM está presente en México desde 2009, en la ciudad de Guadalajara, para la realización del primer proyecto en sitio que implicó la construcción de un gasoducto de 306 km en el tramo Manzanillo - Guadalajara. Desde entonces, nuestra presencia se ha fortalecido gracias a la apertura en 2013 de nuevas oficinas en la Ciudad de México, actual sede de nuestra filial, y de un centro logístico en San Luis Potosí. A la fecha hemos instalado más de 3,500 km de gasoductos en territorio mexicano», dijo Guido Cagnani, vicepresidente de SICIM.


El Southeast Extension Project (SEE Project) es parte de un esquema articulado más amplio destinado a expandir el uso del gas proveniente de Texas, a través del gasoducto marino Sur de Texas, hacia la zona sureste de México que también incluye a Yucatán. Las obras prevén la instalación de un nuevo gasoducto que parte de Tuxpan y llega a Dos Bocas. La tarea encomendada a SICIM es la instalación del tramo de llegada, una conexión tierra-mar denominada landfall, realizada con una moderna tecnología llamada direct pipe. Esta última realiza una perforación mediante un tubo de protección, de 48 pulgadas de diámetro y 1 km de longitud, por donde se introducirá la tubería final del gasoducto marino hasta tierra firme. Tras realizar esta conexión mar-tierra, SICIM instalará un tramo, de 500 metros de longitud, que conectará con la nueva estación de medición, regulación y control del gas transportado. Las obras fueron encargadas por TC Energy, una de las principales compañías energéticas norteamericanas, y su finalización está prevista para 2024.


Leonardo Gravina, gerente general de SICIM, explica que esto es el segundo proyecto de este tipo que realiza SICIM en México y entre los desafíos, se encuentra está la compra para la estación de medición de equipos complejos con un rating de entre 900 y 1,500: valores muy superiores a lo normal y capaces de soportar la alta presión del gas transportado. Ademas, Gravina declara que: «se debe dedicar mayor atención a la perforación tierra-mar, ya que, al ser un trabajo especial, debe planificarse hasta el más mínimo detalle y, una vez iniciada la construcción, monitorearse continuamente».


Información vía Puntodincontro.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page